Andrés Pérez 1951-2002

El teatro es un acto total, un acto del alma. Es un estado de vida, es un lugar en donde nos lo jugamos todo. Es un modo de vida, una carrera de toda la vida.

Andrés Pérez.

En el centro de la historia del teatro chileno está la figura de Andrés Pérez Araya. A diez años de su partida los ecos de su legado e imaginario siguen alimentando la escena teatral chilena. Época 70: Allende, Popol Vuh, La consagración de la pobreza, El desquite, Nemesio Pelao ¿qué es lo que te ha pasado? y por supuesto La Negra Ester entre otros, son y serán montajes que permanecerán grabados en la memoria artística de nuestro país.

La trayectoria de este director, actor, coreógrafo, dramaturgo y gestor teatral nacido en Punta Arenas el 11 de mayo de 1951, comienza en la década del 70 cuando ingresa a la escuela de Teatro de la Universidad de Chile. Desde aquel entonces hasta su fallecimiento en 2002, su vida estará orientada a encontrar las bases de un teatro lúdico, de textualidad poética y crítica, visual y sensorialmente atractivo y por sobre todo, popular. Tras participar como coreógrafo, actor y bailarín en diversas iniciativas artísticas, forma junto a Juan Edmundo González el TEUCO (Teatro Urbano Contemporáneo), compañía dedicada al teatro callejero. Luego de dirigir montajes en las compañías Acto Seguido y Compañía de Teatro Callejero, en 1983 viaja a Francia donde integra la Compañía Teatre du Soleil, dirigida por la reconocida directora Ariane Mounchkine, en la que destacó en el rol de Gandhi en la obra La India de nuestros sueños. A su regreso en 1988 funda y dirige la Compañía Gran Circo Teatro con la que estrena La Negra Ester, obra basada en Las décimas de la Negra Ester de Roberto Parra. La potente capacidad de esta obra de generar emoción, identidad y reconocimiento en el público explican su éxito asombroso de más de un millón de espectadores en Chile y el mundo. Más adelante estrena Época 70: Allende (1990), Popol Vuh (1992), El desquite (1995), La consagración de la pobreza (1995), Madame de Sade (1998), Nemesio Pelao ¿qué es lo que te ha pasado? (1999), Visitando al principito (2000), La huída (2001) entre otras, con las compañías Gran Circo Teatro y El Sombrero Verde. Andrés Pérez muere prematuramente el 3 de enero de 2002 en Santiago, aquejado por el VIH. Referente fundamental de la teatralidad chilena y latinoamericana, su fecha de nacimiento (11 de mayo) se ha elegido como el Día Nacional del Teatro en Chile, como una forma de eternizar el legado de quien hizo del teatro una fiesta popular.